Día 11. Ayuno de 21 Días.

Día 11. Por Alcanzar Favor.

El ayunar es una práctica bíblica, y es una forma de humillarnos delante del Señor.
Piense usted: Si Jesús necesito ayunar, cuanto mas nosotros! Hemos escuchado de gente que planea hacer ayuno de Televisión, de Videojuegos y del Internet. Es bueno que apartemos de nosotros aquellas cosas que interfieren en nuestra vida de oración o nuestro estudio de la palabra de Dios, pero técnicamente eso no es ayunar. Ayunar es no comer por un periodo de tiempo, lo cual te aparta de las actividades normales. Parte del sacrificio del ayuno, buscar a Dios, y estudiar Su palabra es que las actividades normales son se desvanecen.

Ayunar no es una dieta cristiana. Usted no debe ayunar para perder peso, aunque esto es un resultado secundario. A menos que ores en tu ayuno, no tendrías la necesidad de orar. Ayunar sin orar es pasar hambre. Cuando ayunas te enfocas en la oración y la lectura de su palabra.
Determinar apartar los primero días de tu año para ayunar, determina el curso del año, y Dios añadirá bendiciones a tu vida el año entero.

El Enfoque de Oración de este día 11: “Favor”

Cuando entiendas lo que es el Favor de Dios, de Su capacidad, jamás volverás a ser igual. Cuando tu le ofreces a Dios una copa, El no solo la llena, como dijo David, sino que la reboza (Salmo 23:5). La capacidad de Dios es ilimitada e inacabable. En el segundo capitulo del libro de los Hechos, el Espíritu Santo no simplemente entro en el aposento; el llenó la casa entera donde ellos estaban (vs. 2).
Así que cualquier cosa que le estés creyendo durante este ayuno, créele al máximo. Créele por su favor sobre tu vida. No permitas a tus circunstancias dictar los limites de tu terrirorio – tu territorio se esta expandiendo!